ENTRAR EN SEXO    AMATEUR

 

Sexo Voyeur

 

LAS ULTIMAS FOTOS CASERAS GRATIS
ENVIAR  FOTOS DE SEXO ANAL CASERAS  : sexocasero@gmail.com
sEXO aMATEUR oRAL gRATIS sEXO aMATEUR cASERO gRATIS sEXO aMATEUR eXHIBICIONISTAS  gRATIS sEXO aMATEUR pORNO gRATIS
ORAL CASERAS EXHIBICIONISTAS PORNO
sEXO aMATEUR nENAS gRATIS sEXO aMATEUR lESBIANAS gRATIS sEXO aMATEUR aNAL gRATIS sEXO aMATEUR vOYEUR gRATIS
NENAS LESBIANAS ANAL VOYEUR

fotos caseras de novias y esposas

Sexo Amateur

Sexo Joven

Sexo Gay Fotos amateur fotos
fotos anal Fotos gratuitas Fotos oral Fotos Parejas Fotos porno

Relatos

Mi primer Anal.......gésico

Hay muchas cosas que da la vida y que en su momento no las sabemos apreciar, o simplemente no las aceptamos por ignorancia y terminamos creyendo que son malas, esto sucede en todos los aspectos y si no lo creen veanlo en todas las comidas que no les gustan aún sin haberlas probado, o en las oportunidades que perdemos de experimentar cosas nuevas simplemente porque creemos que nos dolerá o quien sabe que razones más.

El caso es que eso mismo me sucedió a mi cuando tenía 18 años, a esa edad ya tenía muchas horas disfrutando del sexo, mi cuerpo se había hecho adicto a masturbaciones y a penetraciones, mientras tanto mi boca y mis manos se hicieron expertas en dar placer, pero faltaba algo que hasta ese momento aún no había probado. SEXO ANAL.

Debido a que mi cadera es un poco ancha, a pesar de que soy delgada, muchos de mis amantes ocasionales habían tratado de penetrarme por el culo, pero es obvio que yo nos dejaba, es más muchas veces dejé encuentros sexuales incompletos porque mis amantes en esos momentos trataban a toda costa de romperme el culo y mis prejuicios eran más fuertes que mis deseos. A pesar de que había visto infinidad de películas anales, en donde a las chicas les metían vergas enormes, siempre tuve miedo, sabía que no es lo mismo la vagina que el ano, en la vagina puedo meter los cinco dedos de mi mano y en el culo cuando voy metiendo uno siento dolor, pero al paso del tiempo y de un buen guía fui perdiendo el miedo y cada vez era menos el temor y más el deseo... hasta que ese alguien me desvirgo el culo. Les platicaré ese fin de semana

Cuando tenía 17 años y estudiaba la prepa, muchos de mis compañeros con quienes tuve sexo intentaban darme por atrás pero nunca los dejé, tenía miedo, había oido que era doloroso y así fue pasando el tiempo, sentía curiosidad pero cuando tenía una verga en la entrada de mi culo no la dejaba pasar y hacía que se resbalara para que me ensartara por la vaginafuea hasta hace dos años, precisamente en las vacaciones de verano, mi papá iba a asistir a un congreso de tres días en Veracruz, y como tenía vacaciones mi mamá y yo decidimos acompañarlo. Cuando llegamos era un jueves por la tarde y nos instalamos en un hotel, pero ya no había cupo y nos dieron habitaciones separadas, por supuesto yo me quedaría sola, llegamos al hotel, desempacamos y rápidamente nos fuimos al Malecón, de rato entramos a la Parroquia, lugar donde venden un café exquisito, fue cuando cerca de una mesa donde estabamos se encontraba un hombre de aproximadamente 40 años, de estatura mediana, mide 1.70, moreno y ojos expresivos, no era guapo, pero tampoco feo, ni tenia el cuerpo atlético que todas soñamos, más bien era un poco robusto, sin llegar a ser gordo, pero lo que más me llamó la atención de él fue su carácter, era muy atento y trataba a las meseras con mucha cordialidad. La verdad, no se que tenía que no podía dejar de mirarlo, y como era lógico, el volteo, me vio y sonrio, la verdad yo estaba apenada pero ni asi dejaba de mirarlo, hasta que salió de ese lugar.

   SIGUE